Transporte público colectivo

Por en January 22, 2016

Bernardo Ramírez Cuevas

El transporte público en Querétaro, por lo que se refiere al colectivo, es decir los camiones de la extinta Red Q, seguirá presentando los mismos problemas, mientras no se toque de fondo lo verdaderamente importante como lo es la supuesta representación de los concesionarios anteriormente en las 12 empresas más otras tres que se agregarían y ahora en una sola denominada Transportes Metropolitanos de Querétaro S.A. de C.V.

Si ustedes se fijan, los concesionarios de transporte en su modalidad de taxis, no tienen mayor problema en sus representaciones y libremente pueden ser integrantes de alguna agrupación, sin embargo ellos como concesionarios tienen el documento de la concesión a su nombre, lo que les da certeza jurídica y legal sobre su propiedad, es decir en esa modalidad del transporte si hay en muchos casos el binomio de hombre-taxi, en el transporte colectivo se quiso borrar ese binomio de hombre-camión por ser ahora parte de una sociedad anónima.

El problema aquí es que todas las anteriores empresas eran híbridas porque nunca se les entregó una acción mercantil a los socios de su propiedad, por lo tanto sino tienen claras las reglas de su acción, mucho menos en su participación dentro de la empresa porque no hay claridad de los manejos, de la representación de la administración y por lo tanto su punto de vista o sus comentarios para mejorar al transporte, no se ven reflejados en el interior ni exterior de la empresa.

Si cada socio actuara de manera autónoma, como los taxistas de ser en hecho y derecho y representar su propia acción, los pseudolíderes no tendrían cabida en esta nueva empresa; si el accionista en lo individual fuera el propio representante ante las autoridades de su acción, la situación cambiaría porque no habría falsos líderes que solo buscan su propio interés personal y no el colectivo del transporte.

Nos encontramos ante una nueva oportunidad del Gobierno y el gremio del transporte público, para que sean las propias autoridades las que controlen ésta área estratégica del gobierno y no permitan que intereses personales se adueñen del control de ésta área que afecta o beneficia a los ciudadanos, no se debe permitir que los anteriores dirigentes se adueñen del patrimonio y del manejo de estas funciones que de hecho le corresponden al estado.

No se puede pensar solamente en la modernización del transporte público colectivo y creer que sólo con esto se mejorará la función del mismo.

Claro que es uno de los factores que se necesitarán mejorar, pero lo verdaderamente importante es que con los modelos actuales se tendría que dar un servicio eficiente y eficaz, que consiste en que los camiones no se vayan rebasando por los tiempos, no hagan dobles o triples filas, que los camiones vayan limpios y en óptimas condiciones, que presenten el servicio completo de sus horarios y rutas, que cubran el servicio a todas las colonias, que los concesionarios, ahora accionistas, reciban sus ingresos completos, que se terminen los checadores en las calles y las dádivas que se les dan.

Sobre Redaccion Sin Permiso

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *