Preguntas p’al Diablo

Por en October 17, 2016

José Maldonado y Fuenteovejuna

  • ¿Una bocina, un par de zapatos, un sombrero, más de cuatro mantas y cuatro ciudadanos de El Marqués, propinaron espectacular paliza a la familia de los exgobernadores Antonio Calzada Urquiza y José Calzada Rovirosa, en su intento de legitimar un milloonario negocio a costa de los ciudadanos de este municipio?
  • ¿Qué la bocina de “El Bananas”, alias Juan Aristeo Gerardo Ramírez Vázquez, ya se cotiza entre suspirantes a gobernar ese municipio a partir del 2018?
  • ¿Respetará Mario Calzada Mercado, su palabra y acatará la voluntad mayoritaria de los marquesinos que salieron a las urnas, y votaron “NO” a la concesión del servicio de limpia, pese a las amenazas de su administración?
  • ¿Cierto es que rodarán cabezas entre los asesores calzadistas?
  • ¿Juan “Pelos” Martínez habilitó el hogar de su progenitora, a espaldas de la Presidencia Municipal en La Cañada, como sede de la Inquisición para cortar cabezas?
  • ¿Todo el aparato y la fuerza del calzadismo, apuntalado por Gabriel “El Gavilán” Olvera, mordió el polvo de la derrota, como anticipo de lo que viene para el 2018?
  • ¿Apenas inician con este rotundo repudio ciud
  • ¿Es lealtad o rastrerismo de “comunicador” que reptó por la nómina calzadista, cual alimaña babosa, lo que hace que éste plañidero que medró micrófono en mano trate de engañar a los ciudadanos con información a todas luces falsa?
  • ¿Perredistas cavan la tumba de su partido?
  • ¿Cuánto durará y cómo les afectará la batalla de dimes y diretes en que se han enfrascado?
  • ¿Por qué su todavía dirigente, no habla con la verdad y oculta la situación de ese organismo a sus seguidores?
  • ¿Carlos Sánchez, su diputado, tararea la canción de Lupita D’Alessio, sintiéndose “libre”, a sabiendas de que no procederá la suspensión de sus derechos partidistas?
  • ¿Los panuchos no cantan mal las rancheras, y quienes dominan su partido, han puesto candados para la renovación de sus consejeros, garantizando su permanencia en los órganos directivos, cerrando el paso a los militantes de a pie?

Sobre Redaccion Sin Permiso

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *