Más impuestos al pueblo

Por en November 9, 2016

Jerónimo Gurrola Grave

@jggrave

Nunca que yo recuerde ha habido un año bueno para los mexicanos pobres, y la posibilidad que pase se aleja cada vez más. De acuerdo con información del presidente de la Comisión de Planeación y Presupuesto de la LVIII Legislatura de Querétaro, Eric Salas González, los municipios de Querétaro, Corregidora, El Marqués y San Juan del Río aprobaron la actualización de sus tablas de Valores que proponen para el ejercicio fiscal 2017, que servirá de base para incrementar el impuesto del pago predial. El argumento es, como siempre, recaudar más para el gasto social en favor de los contribuyentes.

A base de repetirse cada año, como desgracia divina, los mexicanos, resignados, esperan nuevos impuestos, ya sea por “democratizar” las calles con parquímetros, impuesto sobre hospedaje (que sumado al impuesto al IVA suma el 18 por ciento), tenencias, impuesto al predial, etcétera. Pues bien, en el caso de este último, en sesión de la Comisión de Presupuesto a la que asistieron los representantes de los municipios mencionados y el titular de la Entidad de Superior de Fiscalización, Rafael Castillo Vanderpereboom, se ajustaron los costos de los predios rústicos, urbanos y en construcción y se acordaron aumentos que oscilan entre el 4% y el 7.7%.

Pero insisto, no se piense que las alzas en los impuestos son para el incremento de salarios de los funcionarios de primer nivel, para los continuos viajes al extranjero, o lujos excesivos. No, son exclusivamente para mejorar la calidad de vida de la gente, se les regresan en forma de servicios públicos. Eso dicen. En esa reunión, dijeron, “no piensan en una solución fácil, sino que tienen que cuidar las finanzas públicas porque de allí emanan los recursos para los propios ciudadanos, para las colonias, para las comunidades, para el sector salud, entre muchos otros rubros”. Agregó Salas González, que “como diputados, tienen la obligación de que no sean aumentos considerables para no afectar la economía de los municipios”.

El presidente de la Legislatura y el titular de Fiscalización insistieron a los municipios en la necesidad de cobrar más impuestos a la población, pues las participaciones federales dependen de la capacidad recaudatoria que tienen y esta es una de las consideraciones que tomará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público durante el ejercicio Fiscal 2017. Pero, ¿a cuanto equivale el 4% o el 7.7% en pesos? ¿Por qué tanta saña contra las familias de bajos ingresos? Olvidan estos señores que no todos los queretanos tienen un salario como ellos.

Va esta reflexión sólo a manera de ejemplo de lo que sucede a los trabajadores queretanos, que en reconocimiento a su patrón ni siquiera son los peor pagados (hay quienes ganan menos de 700 pesos). Aproximadamente 500 trabajadores eventuales de los distintos departamentos del municipio de Querétaro que no gozan del apoyo del “líder” sindical Celestino Bermúdez, que durante la administración pasada recibían un salario de 3200 pesos quincenales, 1600 pesos semanales, a partir de octubre del 2015, con el cambio de gobierno, vieron disminuidos sus ingresos en 500 pesos, ahora ganan 1100 pesos por 6 días de trabajo, 183 pesos por día (de lunes a sábado), que por salir muy temprano de sus casas no les da tiempo de desayunar, lo hacen en la calle con una nutritiva torta de tamal y un atole que les cuesta 25 pesos en promedio.

De esa hora, hasta las 2 de la tarde en que su menú se reduce a otra torta y un refresco que les cuesta entre 35 y 40 pesos en promedio, y 12.50 por transporte de ida y 12.50 de regreso (suponiendo que no necesiten 2 camiones), suman entre 90 y 95 pesos por día. ¿Qué les queda para alimentar a su familia, pagar gastos de salud, colegiaturas, vestido, calzado, servicios públicos y todavía pagar el predial? Los consejos de la Legislatura y la Entidad de Fiscalización de cobrar más, son una ofensa a la clase trabajadora.

Sobre Redaccion Sin Permiso

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *