Diego Enrique Osorno: “Carlos Slim, un contrapeso del poder”

Por en December 1, 2015

El periodista y escritor revela en su nuevo libro detalles inéditos de la vida del mexicano más rico del mundo, y habla en entrevista sobre los entrelones de su obra

David Casco

david_casco@yahoo.com.mx

Esta entrevista fue publicada originalmente por el Diario Basta y con autorización del autor, es publicada en Sin Permiso: http://diariobasta.com/basta/nota.php?id=20734

Hace ocho años, cuando al reportero Diego Enrique Osorno le nació la idea de iniciar una investigación para elaborar un perfil político del empresario Carlos Slim, jamás imaginó que más de 400 personas se negaran a darle una entrevista. Apenas arrancó su trabajo, se dio cuenta lo difícil que es obtener información y fuentes abiertas que le hablaran sobre el mítico personaje.

Pero no cejó en su empeño. Y en esos 96 meses pudo entrevistarse con poco más de 100 fuentes informativas, exservidores públicos, dos expresidentes, ejecutivos de Televisa, escritores, socios y amigos del magnate mexicano, logró obtener expedientes otrora clasificados y hasta viajó a Líbano para documentar los orígenes familiares del segundo hombre más rico del mundo.

Aún más, el mismo Carlos Slim le concedió tres extensas entrevistas en su despacho, donde respondió ampliamente a sus preguntas, y le mostró los libros que lee. El magnate desmintió rumores, aclaró situaciones, le regaló textos y mostró documentos, contó pasajes inéditos de su vida y le pidió que “no publicara muchas mentiras”.

Eso sí, Slim le advirtió a Osorno que él mismo escribiría la historia de su vida. Pero mientras llega ese libro escrito en primera persona, Diego Enrique Osorno nos presenta el suyo: Slim. Biografía política del mexicano más rico del mundo (Debate, 2015), donde aborda con gran oficio la vida, obra y milagros de este controvertido hombre de negocios. De eso habla en entrevista con Diario BASTA!

TEMAS INCÓMODOS

Como el mismo autor lo anota en su libro, el propósito del mismo es crear una biografía que abordara también las influencias y relaciones políticas alrededor del mexicano más rico del mundo, donde “nunca hay un afán de linchamiento ni tampoco se busca glorificarlo”.

Diego Osorno tomada de puertolibre.com.mxEn su investigación previa, antes de las tres citas que Diego Osorno tuvo con el dueño del Grupo Carso, descubrió, entre otros temas, que el hermano mayor del empresario –Julián Slim Helú–, había pertenecido a la temida Dirección Federal de Seguridad (DFS), quien fue señalado por haber participado en la guerra sucia de los años 70, así como la simpatía y activismo del padre de ambos –Julián Slim Haddad–, en la antigua organización política libanesa Al Kataeb, la misma que recibiera en secreto fondos del gobierno israelí para conseguir el poder político en Líbano.

Así, documentos y expedientes en mano, el reportero acudió a las tres citas que le dio el magnate, después de años de insistencia, deseoso de conocer más sobre su vida. Diego Osorno apunta que, aparte de estos dos temas –el de su padre y el de su hermano–, a Carlos Slim le resultaron molestos otros más.

“Creo que en general casi la mitad de las preguntas le incomodaron, pero yo respeto que él estuviera molesto. Incluso me cuestionaba a mí por el hecho de que yo preguntara ese tipo de cosas, pero él me daría una versión al respecto; creo que el tema de los Legionarios de Cristo o los que tienen que ver con el monopolio o de la privatización, le resultaron incómodos”, rememora el escritor.
Y es que Diego Osorno anota en su texto que Marcial Maciel –el cuestionado fundador de los Legionarios de Cristo– fue el sacerdote que casó a Carlos Slim con Soumaya Domit Gemayel, y fue el mismo clérigo quien ofició la ceremonia de despedida cuando murió la esposa del empresario, en 1999, lo que da cuenta de la cercanía del magnate con el religioso.

Sobre la privatización de Teléfonos de México (Telmex), el escritor recogió diversas voces, tanto del sector privado como del público, y no encontró una sola que afirmara una situación ventajosa del gobierno de Carlos Salinas para que Carlos Slim fuera el ganador de la licitación.

Aún más, el periodista recoge la versión que le dio Jacques Rogozinski (el instrumentador del entonces presidente Salinas para privatizar más de mil empresas del Estado), quien le contó cómo el propio Salinas y su secretario Hacienda, Pedro Aspe, invitaron a Carlos Slim a una gira a Japón, con la intención de convencerlo de que entrara a la licitación de Telmex, pues el empresario estaba dudoso en participar.

En la entrevista, Slim le dijo a Osorno que “es una mentira repetida una y otra vez”, que el gobierno le haya regalado un monopolio, hablando de Telmex.

TEMOR Y CONTRAPESO 

El escritor no tiene dudas en asegurar que tanto en la clase política como en la empresarial existe un temor por hablar de Carlos Slim. Y dice que eso puede explicarse por lo que implica tener como adversario a un personaje como lo es el magnate mexicano.

Incluso, anota que de los expresidentes con los que pidió entrevistarse, sólo dos le dijeron que sí. Pero luego de la charla, le pidieron que todo lo dicho fuera off the record, es decir, fuera de grabadora, sin citarlos como fuentes informativas, por lo que Osorno decidió dejarlos fuera del libro.

“Y eso tiene que ver con lo que analistas definen como ‘el pacto de impunidad’, mediante el cual una serie de actores de diversos niveles prefieren callar ante anomalías e irregularidades –como por ejemplo el monopolio que durante un buen tiempo administró Slim–, porque hacer este señalamiento implicaría que los propios intereses irregulares que ellos representan también se vieran afectados.

Carlos Slim Cuartoscuro“Entonces me parece que el temor que existe al hablar de personajes como Slim por parte de la elite política y económica, obedece a mantener un pacto de silencio, de impunidad”, afirma el periodista.

Diego Osorno –también autor de los libros Oaxaca Sitiada, El Cártel de Sinaloa, La Guerra de los Zetas y Nosotros somos los culpables, la tragedia de la guardería ABC–, considera que la fortuna de Slim es un contrapeso en el sistema político mexicano.

“Creo que sí lo es, por qué hay ciertos amagues, incluso de parte de Slim, o más bien de colaboradores de él, de decir lo que significaría para el país que moviera sus inversiones a otro lugar. Sí, Slim es un contrapeso”, apunta.

Para finalizar la entrevista, Diego Osorno define a Carlos Slim como “un hombre calculador y parte de la historia de México”.

NADA FÁCIL REPORTEAR SOBRE SLIM

Diego Osorno revela que le fue más sencillo tener acceso a información de las actividades ilegales del narcotráfico, que datos o fuentes sobre las actividades legales empresariales o de la vida de un personaje como Carlos Slim.

“En México es muy complicado poder reportear y acceder a estos espacios donde se encuentran los personajes más importantes, empresarios y políticos, pues normalmente ellos se dejan ver a través de revistas de sociales o foros parecidos, pero no es tan fácil que se sometan a un escrutinio periodístico independiente”.

MECENAS DE JOSÉ LÓPEZ PORTILLO

Diego Osorno asevera en entrevista que hablando de filantropía de los ultrarricos, la de Slim se queda corta, “es bastante tacaña”.
Pero entre sus descubrimientos para el libro, cita que encontró un hecho inédito: una especie de beca para el expresidente López Portillo, quien tras su divorcio con la actriz Sasha Montenegro y al quedar mermadas sus finanzas, acudió con el millonario empresario en busca de ayuda. Y Slim lo apoyó al otorgarle una mensualidad de 50 mil nuevos pesos, con la finalidad de que el exmandatario se ayudara con sus gastos mientras escribía un libro.

Slim, sobre el PRI:

“Yo votaba por el PRI para presidente y por el PAN para diputados y senadores. Siempre. Desde los 21 años. Ésa ha sido mi forma de voto”.

Slim, sobre AMLO: 

“Pues yo creo que la manera (de López Obrador) de hacer política, eso no sabría juzgarlo… Lo que creo que sería bueno es que viajara más, que conociera más cómo pasan las cosas afuera…”.

Slim, sobre los 43 de Ayotzinapa:

“Sí, es muy dramático lo de los 43 estudiantes, pero es más drámatico lo de los miles que también está pasando. Ésos porque tiene un nombre, pero los otros también merecen visibilidad. Son personas con nombre y apellido”.

Slim, sobre la desunión en el país:

“En México, cuando está desunido y cuando está confrontado, es cuando más malos hay… es ya dejar de estar en desunión y confrontación violenta, porque no nos va a llevar a nada bueno al país”.

Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, vicepresidentes de Televisa, sobre Slim:

“Cuando dicen: ‘es una guerra de titanes (entre Slim y Televisa, por el tema de telecomunicaciones), dices: ‘¡Qué ternura! ¿Cómo titanes? ¿No te has dado cuenta que el señor (Slim) vale 70 mil u 80 mil millones y Emilio, dos mil millones?…”.

Sobre Redaccion Sin Permiso

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *